Cómo abrir una cerradura

Cómo abrir una cerradura

Existen diversos métodos para abrir una cerradura de una puerta sin llave, resultarán más o menos efectivos en función del tipo de cerradura que queramos abrir. Los métodos se podrían diferenciar también en función de lo destructivos que resulten. Pero ¡ojo! porque si no eres un profesional puedes dañar tu puerta de manera que sea más vulnerable a la entrada de ladrones; pero es importante conocer qué métodos se utilizan en la apertura de puertas para así estar bien preparado frente a posibles robos.
Cómo abrir una cerradura sin llave
Con una radiografía o tarjeta
Se debe introducir la radiografía o tarjeta entre el marco y la puerta, bajando hasta abajo, buscando el “resbalón”.Ahora se debe empujar fuerte el plástico hacia abajo y mientras tanto se golpea con un pie de forma reiterada la puerta como si intentaras abrirla a patadas. Insistiendo al final se consigue, pero este método resulta más efectivo cuando hablamos de cómo abrir una cerradura de cuarto.

Con una llave inglesa y destornillador

Esta técnica es válida para cerraduras sin seguridad antirroturas, y es bastante destructiva, aunque afecta exclusivamente al bombín. 

Se debe sujetar el bombín por el exterior con una llave inglesa regulable o tenazas, o cualquier otra herramientas que nos permita sujetar el bombín, mientras los balanceamos de arriba a abajo y de izquierda a derecha, hasta que salta. 

A continuación con un destornillador debemos buscar el juego de la puerta para acceder y, ayudarnos si fuera necesario, de una llave T, a la que daremos vueltas hasta que finalmente podamos acceder. 

Con un taladro

Este método de cómo abrir una cerradura de una puerta sin llave es un poco brusco pero igualmente efectivo y, si se hace con delicadeza, no dañará la puerta. 

Con una broca colocada en el centro de los pitones accionamos el taladro hasta que vemos que la rotura interna es evidente. A continuación no tendremos más que abrirla con la ayuda de un destornillador como comentábamos en el anterior método.

Con bumping y ganzúas

Estos métodos de cómo abrir una cerradura sin llave, más específicos y técnicos, son los que habitualmente emplean los ladrones y no está de más conocerlos.

El primero consiste en la forja de una llave maestra que haga tope en la cerradura y, después se dan unos toques sutiles en la base de la llave, con una maza o algo consistente, hasta que los pitones salten y nuestra cerradura se abra rápidamente y sin el menor daño.

Las ganzúas, de sobra conocidas, especialmente por las películas, requieren de una técnica experimentada; son efectivas solo si el que ejecuta la técnica conoce el método al milímetro. Consiste en la introducción de una ganzúa o varias hasta encontrar la posición de los pitones y abrir la puerta como si de una llave se tratara. No es nada destructivo y es un método ideal sin nos preguntamos cómo abrir una cerradura de cuarto.